Editorial

La vulnerabilidad energética de Menorca sin cable submarino

Valorar:

El ingeniero industrial Joan Monjo, hoy alcalde del municipio mallorquín de Santa Margalida, que durante quince años fue el responsable del operativo del sistema eléctrico Mallorca-Menorca, denuncia que «había una probabilidad muy alta de que se produjera el gran apagón» que a finales de octubre dejó a gran parte de Menorca sin energía eléctrica y otros servicios durante 56 horas.

Según Monjo, los responsables de lo ocurrido son el Govern balear y el Gobierno central al consentir que Red Eléctrica Española no reparase el enlace submarino con Mallorca, lo que dejaba a todos los menorquines en una peligrosa situación de vulnerabilidad energética. Lo peor ocurrió y Menorca sufrió las consecuencias.

Desde hace más de quince años está proyectada la construcción de un segundo cable Mallorca-Menorca, pero esta inversión se ha ido demorando y, aún cuando ahora han empezado las obras, se desconoce la fecha exacta en qué estará terminado. Hoy persiste la precariedad. Es hora de reclamar explicaciones y por qué no se reparó el enlace submarino cuando se averió. Por cierto, Red Eléctrica aún no ha dado a conocer el plan de contingencia.