Editorial

Andalucía abre un escenario inédito en la política española

Valorar:

La firma de los pactos del PP con Ciudadanos primero y con Vox después posibilitará que Juan Manuel Moreno Bonilla, candidato del Partido Popular, sea el nuevo presidente de la Junta de Andalucía, mientras que Juan Marín, de Ciudadanos, desempeñará la vicepresidencia. Empieza una etapa de colaboración, no exenta de dificultades e incertidumbres, entre las tres formaciones de la derecha española, PP, Ciudadanos y Vox, una alianza que provoca recelos.

El acuerdo final entre el PP y Vox que cerrará 36 años de gobierno del PSOE en Andalucía supone importantes renuncias por parte del partido de Santiago Abascal, como la derogación de la Ley de Violencia de Género y los derechos de los colectivos LGTBI. Las iniciativas aceptadas son muy genéricas, como el apoyo a la caza, las corridas de toros y la condena de los partidos anticonstitucionales. Pero el PP deberá calcular el impacto de cada una de sus decisiones, teniendo en cuenta que Ciudadanos no ha aceptado ninguna negociación con Vox.

El futuro gobierno andaluz del PP y Ciudadanos precisa de los apoyos parlamentarios de Vox para sacar adelante sus proyectos. Se abre un escenario inédito en la política de España.