Editorial

El futuro del puerto de Maó reclama decisiones y respuestas

Valorar:

El presidente de la Autoritat Portuària de Balears, Joan Gual de Torrella, manifiesta, en la entrevista que publicamos hoy, que «Menorca, como destino, debe decidir si quiere el producto turístico de los cruceros». Explica que, ante el aumento de las esloras de los cruceros, con dificultades para su atraque en el interior del puerto de Maó, se está estudiando el fondeo de los buques frente a la bocana.

Hay navieras que ya han advertido la imposibilidad de realizar las maniobras porque los nuevos barcos no entran, lo que exige la opción del fondeo. Pero la distancia entre La Mola y la zona urbana es excesivamente larga. Se valora la creación de desembarcaderos mediante pantalanes en La Mola. Todo ello exige la valoración de costes, concretar la viabilidad de esta opción y el acuerdo de las administraciones implicadas.

La clave de este debate sobre el futuro del puerto de Maó, que han de afrontar Ayuntamiento de Maó, Consell y las organizaciones profesionales del sector turístico, reside en que las infraestructuras deben construirse en función de las decisiones que se adopten, no es el puerto quien ha de crear el modelo turístico. Un debate que reclama decisiones y respuestas.