Editorial

El angustioso SOS del campo de Menorca por su falta de rentabilidad

Valorar:

El presidente de Sa Cooperativa del Camp de Menorca, Bartomeu Pons Cardona, «l’amo» del «lloc» Mussuptà de Baix, afirma que «la situación del sector agrícola-ganadero menorquín ya no es crítica, porque se ha vuelto insostenible». Al frente de la primera entidad del campo de Menorca, con 525 socios activos, Pons Cardona lanza un angustioso SOS y añade que «hoy hemos alcanzado niveles de mera supervivencia, porque mientras aumentan todos los costes, siguen cayendo los precios que percibimos por nuestros productos, los mismos de hace treinta y cuarenta años. Así es imposible subsistir». La falta de rentabilidad conduce a una situación de inviabilidad: «no tenemos futuro», afirma.

Bartomeu Pons denuncia el «inaceptable retraso» en la tramitación y el pago de las ayudas que gestiona el Govern a través del Fogaiba. Explica que «tenemos peticiones presentadas a la convocatoria del 2016, informadas favorablemente el 2018, pero hace más de un año que los payeses aún esperan para cobrar».

El campo menorquín no demanda subvenciones, precisa alternativas y oportunidades para conseguir la rentabilidad.