Editorial

La autonomía del Consell en la gestión de los intereses de Menorca

Valorar:

La constitución de la corporación elegida el 26 de mayo y la investidura de Susana Mora como presidenta abrieron, ayer tarde, el nuevo mandato 2019-2024 del Consell de Menorca.

Según determina el Estatut, le corresponde al Consell «ejercer el gobierno, la administración y la representación de Menorca». En esta línea, tal como manifestó la presidenta Mora, y como recogen los acuerdos programáticos firmados por PSOE, Més per Menorca y Unidas Podemos, «el Consell ha de ser la voz de Menorca en todos los ámbitos de interlocución política, económica». Porque el Consell insular ha de ser, pensar, actuar y gestionar como el auténtico gobierno de Menorca.

Para conseguirlo debe preservar su plena autonomía en la gestión de los intereses de los menorquines y evitar injerencias de otras administraciones. Corresponde al nuevo gobierno tripartito de izquierdas afrontar los retos y resolver los problemas pendientes, empezando por las obras de la carretera Maó-Alaior. Ello implica tener en cuenta la mano tendida de la oposición, PP y Ciudadanos, para alcanzar grandes acuerdos, porque, como afirmó, Misericordia Sugrañes, quiere formar parte de las soluciones que necesita Menorca.