Editorial

El Brexit duro de Boris Johnson ya perjudica al turismo balear

Valorar:

La llegada de Boris Jonhson ha convulsionado los mercados financieros tras anunciar la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea el 31 de octubre, con o sin acuerdo. El desplome de la cotización de la libra esterlina, a la par con el euro, desincentiva la contratación de los paquetes turísticos de último momento, de vital importancia para Balears en una temporada atípica como la actual.

La posición radical del premier británico también arrastra las bolsa europeas, que han sufrido caídas significativas.

Aunque Johnson hace gala de una gran firmeza sobre la salida de la UE, que muchos califican de temeraria, lo cierto es que Bruselas no ha variado las condiciones pactadas con el equipo de May. Sorprende, por tanto, que el nuevo primer ministro asegure que el Brexit no supondrá cambios en las fronteras con Irlanda, lo que desmienten las autoridades comunitarias. La desconfianza hacia el nuevo Gobierno ha quedado reflejada en la negativa reacción de los mercados. Constituye una incógnita el final del desafío que plantea Johnson. Ninguna de las partes flexibiliza posiciones, lo que provoca una gran incertidumbre y la caída de las reservas turísticas en Balears.