Editorial

Preocupación en Balears por el freno de la economía alemana

Valorar:

La mayor economía de Europa, la alemana, presenta signos negativos después de una década de crecimiento constante. La caída registrada durante el primer trimestre confirma el parón de la ‘locomotora europea’, motivado por la recesión industrial y la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Es pronto para conocer la intensidad de este decrecimiento que provoca preocupación en Balears.

Sin caer en un alarmismo injustificado, la debilidad de la economía alemana repercutirá sobre el conjunto de la economía balear. Alemania, junto con Gran Bretaña, es un mercado emisor para la industria turística de las Islas y un potente foco inversor. La disminución del Producto Interior Bruto alemán abre un tiempo de incertidumbre, a la espera de la consolidación de esta tendencia negativa o bien que se produzca una reactivación, de forma que la recesión sea coyuntural. La economía de España también emite signos de ralentización, aunque se mantiene a la cabeza del crecimiento de la Eurozona, todo ello con una temporada turística que no logra los buenos resultados de años anteriores. Muchos flancos preocupantes y numerosas incógnitas, acentuadas por el impacto del brexit.