Editorial

El Consell debe agilizar los contratos para el servicio de autobús

Valorar:

En junio de 2018 el Consell aprobó el anteproyecto para licitar los contratos de las concesiones del transporte de pasajeros con autobús. Un año después, ha acordado la contratación de un informe sobre la viabilidad económica de este servicio. Cuando han transcurrido catorce meses, con cambio de conseller incluido –de Miquel Preto a Francesca Gomis-, los pliegos de condiciones aún no están redactados ni aprobados, lo que constituye una mala gestión y un retraso. La institución insular pretende apurar los plazos y la licitación no se efectuará hasta el próximo año. Ello significa que todas las mejoras anunciadas por el anterior equipo de gobierno no se aplicarán hasta bien entrado el 2020, siempre y cuando no se registren impugnaciones y nuevas demoras.

En este contexto de incertidumbre, las tres empresas concesionarias: Transportes Menorca, Autocares Torres y Autos Fornells aguardan, con estoicismo e inquietud, la aprobación de las condiciones que regirán los nuevos concursos para decidir si optan a unas concesiones abiertas a cualquier empresa del sector, en aplicación de los principios de libre competencia y concurrencia. Corresponde al Consell explicar los motivos de estos retrasos y agilizar, de una vez por todas, el proceso para licitar y adjudicar unos concursos que han de favorecer el uso del autobús en la Isla.