Editorial

Punto de inflexión e inicio de nueva etapa en Quesería Menorquina

Valorar:

El comunicado conjunto difundido a última hora del jueves por Quesería Menorquina, firmado por Jesús Esparza y Margot Sastre, como consejero delegado-director general y presidenta del comité de empresa respectivamente, marca un punto de inflexión y preludia el inicio de una nueva etapa en la trayectoria de esta empresa.

Después de la reunión celebrada en Madrid, el 21 de octubre, con participación de la dirección de Quesería, el comité de empresa y el Govern, prosiguieron las gestiones bajo el compromiso de la discreción para alcanzar un acuerdo beneficioso para las partes implicadas. La asamblea de trabajadores ratificó el jueves el preacuerdo sociolaboral que el día anterior habían cerrado la dirección de la fábrica y la representación de los empleados. Jesús Esparza y Margot Sastre afirman que el acuerdo «pone fin al conflicto existente». Al mismo tiempo anuncian que constituye «el primer paso para alcanzar incorporar nuevos empresarios al capital de la comapañía». Este será el siguiente movimiento clave para garantizar la viabilidad de la empresa y los puestos de trabajo. Quesería Menorquina está a punto de emprender un ciclo decisivo.