Editorial

Una operación de alto nivel que genera alarma y preocupación

Valorar:

El acuerdo que comunicaron ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores las compañías IAG y Globalia suscita alarma y preocupación en Menorca. Nos hallamos ante una operación empresarial de alto nivel, consistente en la venta de Air Europa a IAG, grupo formado por British Airways, Iberia, Vueling y Air Lingus. Valorada en mil millones de euros, está ahora pendiente de ser aprobada por las autoridades de la Competencia.

Una vez se haya cerrado, Iberia controlará a partir del 2020 el 90 por ciento del tráfico nacional de Menorca. Las reacciones incluyen la advertencia del presidente de la asociación de agencias de viajes de Balears (Aviba), Francisco Mulet, al incrementar las islas la dependencia de su conectividad con Iberia; la prudencia con que se manifestan UGT y CCOO, a la espera del pronunciamiento del Tribunal de la Competencia; y las críticas del presidente de Pime-Mallorca, Jordi Mora, quien cuestionó la operación y declaró que «es una mala noticia para Balears». La venta de Air Europa a Iberia abre un nuevo escenario, donde habrá que estar vigilantes para evitar aumentos de precios y la reducción de las frecuencias en los vuelos.