Editorial

Turismo, la gran industria de España sin ministerio propio

Valorar:

La reina Letizia inauguró ayer en Madrid una nueva edición de la principal feria turística de España, Fitur. En la jornada previa, con motivo del foro de Exceltur, su presidente y CEO de Meliá, Gabriel Escarrer Jaume, expresó ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la preocupación del sector ante determinados anuncios sobre la futura política económica y laboral.

En este sentido hizo una especial mención al impacto de la modificación al alza del Salario Mínimo Interprofesional. Las reflexiones de Escarrer en Exceltur son obligadas ante la falta de una interlocución específica del empresariado turístico con el Gobierno, una carencia que de manera obstinada no se quiere resolver.

Resulta inexplicable que una de las industrias más potentes de España como es el turismo carezca de un departamento ministerial propio. Y menos con un Gobierno tan numeroso como el actual. Áreas cuyas competencias están transferidas por completo a las comunidades, como Cultura, Educación, Sanidad o Consumo disponen de potentes entramados políticos y administrativos en el Gobierno; sus responsables tienen un orden de prioridades claro mientras que Turismo, como Reyes Maroto al frente, se comparte con Industria y Comercio. España, y Balears en concreto, necesita un asiento con entidad propia en el Consejo de Ministros.