Editorial

Mensaje de don Felipe VI entre la preocupación y la esperanza

Valorar:

En uno de sus discursos más comprometidos, el Rey transmitió a los españoles la determinación del Estado en la lucha contra la expansión del coronavirus y la esperanza en que pronto se podrá superar esta crisis. Don Felipe reclamó la responsabilidad de todos para vencer una pandemia con graves consecuencias sanitarias, pero también económicas y sociales. El llamamiento a la unidad, con directa alusión a la clase política, centró su intervención.

En el marco del ajustado margen de maniobra que le otorga la Constitución, don Felipe respaldó la estrategia del Gobierno para frenar el covid-19, cuyos efectos devastadores sobre la economía española -al igual que en la mayoría de países europeos- es una dura evidencia.

El Rey dirigió un mensaje de esperanza para salir de esta situación tan adversa antes de lo que pronostican las previsiones más pesimistas, lo que cabe acoger con escepticismo porque quedan días muy difíciles. Al mismo tiempo, numerosos ciudadanos expresaron su indignación por el comportamiento de don Juan Carlos con una ruidosa protesta. Don Felipe ha cortado drásticamente el vínculo institucional con su padre. Falta saber si el gesto será suficiente.