Editorial

La mano de obra que necesita con urgencia el campo de España

Valorar:

El titular del Ministerio de Agricultura, Luis Planas, presentó ayer la fórmula arbitrada por el Gobierno para atender la demanda de mano de obra necesaria para las próximas campañas, en especial para la recolección de fruta en el campo español. La entrada de temporeros, este año, ha quedado bloqueada como consecuencia de las medidas adoptadas para frenar la expansión del covid-19, que afectan a alrededor de 80.000 trabajadores procedentes del norte de Africa, Latinoamérica y algunos países de la UE del este europeo. Esta importante masa laboral podrá ser sustituida por trabajadores que cobran el subsidio de desempleo, que podrán añadir a las peonadas de su tarea en el campo.

El Gobierno está poniendo a prueba las arcas públicas, confiando quizá en que se logrará el apoyo de la Unión Europea que -conviene recordarlo- todavía no está comprometido. Sin cuestionar las ayudas al campo, en una situación tan crítica como la actual, en las próximas semanas el sector turístico balear se puede encontrar en una situación similar, y resulta lógico que muchos empresarios reivindiquen una fórmula similar para remontar esta crisis.