Editorial

Irresponsabilidad y medidas que llegaron tarde en Ciutadella

Valorar:

La alcaldesa de Ciutadella, Joana Gomila, difundió ayer, a las 19,23 horas, un «llamamiento a la responsabilidad» para evitar aglomeraciones y también para hacer uso de la mascarilla en los espacios públicos.

Un mensaje que dio a conocer en la tarde del Dissabte de Sant Joan, cuando desde primera hora de la mañana ya se venían registrando nutridas concentraciones festivas y grupos de amigos en toda la ciudad.

Todas las alarmas saltaron cuando, a las dos del mediodía, un gran número de personas se reunió frente a Cas Comte, casa señorial del bienio presidido por Borja Saura, y aplaudieron en un remedo de primer toc. Lo ocurrido ayer en el carrer des Comte constituyó una grave irresponsabilidad, fruto de la inconsciencia, y también una flagrante infracción de las restricciones de distanciamiento para evitar la propagación del coronavirus. Llamó la atención la ausencia de agentes de la Policía Local y la Policía Nacional, a pesar de que se había desplazado una unidad de prevención a Ciutadella. No funcionó el dispositivo y se transmitió una imagen de descontrol que en absoluto beneficia a Menorca. Los mensajes y las medidas tenían que haberse aplicado antes.