Editorial

Responsabilidades por la concentración sin control del 23 de junio

Valorar:

Sostiene el gobierno municipal de Ciutadella que los hechos ocurridos el 23 de junio a las 14 horas -la aglomeración de centenares de personas sin control en la calle Mayor del Borne- deben ser evaluados por el Govern, concretamente por el Institut de Seguretat Pública de les Illes Balears. Las imágenes de la concentración, captadas en directo por cámaras de televisión y fotógrafos de prensa, obtuvieron una gran repercusión al evidenciar el incumplimiento de las normas de distanciamiento y las restricciones para evitar la propagación del coronavirus.

El Ayuntamiento de Ciutadella, que tiene competencias en materia de seguridad en los espacios públicos y para ello cuenta con la Policía Local, y la dirección insular de la Administración del Estado -de la que dependen la Policía Nacional y la Guardia Civil- no pueden eludir sus responsabilidades. Dos semanas después aún no ha sido convocada la Junta Local de Seguridad para analizar lo ocurrido. Resulta incomprensible que la Policía Local no haya levantado acta y que se desconozca si se emprenderán acciones contra quienes participaron en la concentración. Los ciudadanos piden explicaciones sobre un dispositivo que no se activó.