Editorial

Un corredor sanitario seguro entre Gran Bretaña y Balears

Valorar:

La decisión del Gobierno británico de exigir de forma inmediata una cuarentena de catorce días a los viajeros que lleguen al Reino Unido desde España supone un mazazo para el sector turístico e incrementa la incertidumbre sobre una temporada lastrada por las dificultades. Esta contundente medida, que ha sido adoptada por el Ejecutivo de Boris Johnson como respuesta al repunte del coronavirus en varias regiones españolas, provoca las críticas de los sectores afectados. Esta exigencia supondrá un golpe letal para el primer mercado emisor de visitantes extranjeros a Menorca si no se reacciona con rapidez, porque nuestra situación epidemiológica no presenta los rebrotes ni la propagación de la pandemia en otras comunidades españolas. Es el momento de abrir un corredor sanitario entre el Reino Unido y Balears, poniendo sobre la mesa la contención de la covid-19 en el archipiélago y que somos un destino turístico seguro, avalado por la solvencia y la profesionalidad del sistema sanitario. La presidenta Francina Armengol debe movilizar sus contactos al máximo nivel para reclamar este corredor sanitario. Nos jugamos que siga la temporada de este año o bien darla por definitivamente perdida.