Editorial

Severa advertencia por el retraso sistemático en los trámites del Consell

Valorar:

La Sindicatura de Greuges de Menorca tuvo que recordar ayer al Consell insular el artículo 103 de la Constitución Española, que proclama: «La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación».

Los síndics Gràcia Seguí y José Barber, tras recibir numerosas quejas por el «incumplimiento reiterado de los plazos fijados por la propia administración» dirigieron ayer una severa advertencia al Consell por los retrasos y demoras en los plazos que, en cambio, exige a los ciudadanos. «Nos encontramos, afirmaron, con una maquinaria tremendamente burocratizada incapaz de dar respuestas ágiles en una sociedad técnicamente avanzada», tal como se ha denunciado en varias ediciones del Foro Illa del Rei.

El Consell no puede pasar por alto esta exigencia de la Sindicatura de Greuges y debe cambiar su estructura interna para acelerar los procedimientos y actuar con rapidez. El retraso sistemático no puede convertirse en un hecho habitual que provoca «total indefensión» a los ciudadanos y constituye una «falta de respeto a los derechos individuales».