Editorial

Fijos discontinuos y ERTE en Balears: acabar con la incertidumbre

Valorar:

Desde Balears, el Govern, las organizaciones empresariales y los sindicatos reclaman al Gobierno central una prestación extraordinaria para los trabajadores fijos discontinuos. Una medida destinada a paliar la falta de ingresos para las más de 90.000 personas acogidas en el archipiélago a esta modalidad laboral. Al mismo tiempo solicitan que, a partir del 30 de septiembre, los fijos discontinuos ya no sean incluidos en los expedientes de regulación de temporal de empleo.

Si prosperan estas dos iniciativas laborales de Balears las empresas podrán interrumpir su relación con este colectivo, que en marzo fue incluido en los ERTE aunque no se hubiera incorporado a sus puestos, y se evitará que las empresas sigan abonando parte de las cotizaciones a la Seguridad Social a los trabajadores sin empleo. La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Yolanda Díaz, que manifestó en Palma su compromiso para prolongar los ERTE más allá del 30 de septiembre, declaró el sábado que «en breves días tendremos un acuerdo». Esta decisión, de gran calado para nuestras Islas, no se puede demorar. El Gobierno también debe aprobar, por criterios de protección social, la prestación extraordinaria para los fijos discontinuos que reclama Balears.