Editorial

Una Navidad bajo el signo de las restricciones por la pandemia

Valorar:

Menorca, con una incidencia de 93,15 casos por 100.000 habitantes, se encuentra en nivel 2 de riesgo, lo que implica la aplicación de medidas y la vigencia de restricciones para evitar la transmisión del coronavirus. Las próximas Navidades se celebrarán bajo el signo de estas restricciones, porque el virus sigue circulando y contagiando.

Y lo que más preocupa son los asintomáticos -portadores de la Covid-, los supercontagiadores y los encuentros sociales que se convierten en un caldo de cultivo para los rebrotes. El Govern dio a conocer ayer las normas que regulan esta situación de riesgo medio y determinan lo que se puede hacer, así como lo que está restringido, en este escenario del nivel 2. Así, los encuentros en los espacios interiores -las cenas de Navidad, por ejemplo- se reducen a seis personas; se mantiene el toque de queda de las 12 de la noche a las 6 de la mañana; mientras que en los bares y restaurantes se establece la limitación de seis personas por mesa en los interiores y diez en los exteriores. La normativa afecta a ceremonias y cultos, el comercio, el tabaco, espectáculos y deportes. Falta mucho para ganar la batalla contra la Covid.