Editorial

A la espera de que se normalice el suministro de las vacunas

Valorar:

La falta de vacunas anti covid en la Unión Europea ha disparado todas las alarmas ante la sospecha de que se trate de un movimiento especulativo de las farmacéuticas. La coincidencia en las caídas de producción de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, ha irritado a los Estados miembros de la UE que amenazan con impedir la exportación de los viales a terceros países.

Según el ministro alemán de Sanidad, la entrega no se normalizará hasta dentro de tres semanas. Mientras países como Israel, Estados Unidos, Gran Bretaña o los Emiratos Arabes registran unos elevados ritmos de vacunación, en Europa los porcentajes de población inmunizada son marginales. Todo ello en plena expansión de la tercera ola de la pandemia.

A la espera que se normalice el suministro, porque la próxima semana ya no se dispensarán las primeras dosis en Balears, el Govern busca espacios donde realizar vacunaciones masivas para que, al inicio de la próxima temporada, el 70 por ciento de la población esté inmunizada. Será preciso inyectar a miles de personas cada semana. Todos estos planes requieren contar con las vacunas, pero el control sobre su producción queda fuera de nuestro alcance.