Editorial

Crisis de Govern en Palma con impacto y repercusión en Menorca

Valorar:

La presidenta del Govern, Francina Armengol, anunció una remodelación que afecta a varias conselleries gestionadas por el PSOE para reforzar el papel de los socialista frente a sus socios y adversarios políticos: Més y Unidas Podemos.

También para reactivar un Ejecutivo que había perdido acción e iniciativa, golpeado y cercado por la crisis sanitaria, social y económica. Una remodelación, aún no cerrada, con impacto en Menorca al crear un nuevo departamento para la gestión de los fondos europeos, asignado a Miquel Company, quien ayer cerró su etapa como conseller de Economía y Territorio de Menorca sin haber concluido la revisión del PTI.

Su renuncia, que implicará la reincorporación de la exconsellera Noemí Gomila, preludia modificaciones en el gobierno de Susana Mora. Al mismo tiempo, Marc Pons sale del Govern Armengol para incorporarse, con el nivel de subsecretario de Estado, al equipo de la ministra Teresa Ribera. Cambios con los que el PSOE intentará marcar nuevos ritmos para el segundo tramo de una legislatura severamente marcada por una pandemia que aún no ha sido controlada. Los próximos meses definirán el acierto o fracaso de esta nueva orientación.