Editorial

La hecatombe económica de Balears exige ayudas y recursos

Valorar:

El presidente de la Autoritat Portuària de Balears, Francesc Antich, admite que hay presiones de las navieras para programar escalas y reanudar la actividad a partir del mes de mayo. Son indicios que apuntan a una reactivación de la actividad económica en las Islas, pero el peligro de la pandemia no ha quedado conjurado y es preciso evitar los problemas del pasado.

En estos momentos, por razones sanitarias, el tráfico de cruceros está suspendido en toda España. La recuperación del turismo de cruceros exige apelar a la prudencia para priorizar la salud frente a la economía.

Esta semana el secretario de Estado para la Unión Europea ha descartado avanzar la vacunación en Balears, a pesar del retraso que registra la campaña para la inmunización y la hecatombe económica del archipiélago. Mientras, la presidenta del Govern, Francina Armengol, se reúne con la vicepresidenta económica del Gobierno y las ministras de Asuntos Exteriores y Turismo para reclamar el pasaporte de vacunación y ayudas que alivien la durísima situación socioeconómica de las Islas. De momento obtiene buenas palabras, pero las medidas y los recursos no se concretan. Ya no se pueden demorar.