Editorial

Incógnitas de una vacunación necesaria que no acaba de arrancar

Valorar:

La campaña de vacunación contra la covid-19, que dio comienzo en Balears a finales de diciembre, arroja, dos meses después, un balance deplorable e incomprensible: solo 21.598 ciudadanos, lo que representa un escaso 1,8 por ciento de la población del archipiélago, ha completado la pauta para conseguir la inmunización.

Menorca se encuentra entre las zonas de España que acumula mayor retraso al aparecer Balears en el furgón de cola de la vacunación entre las 17 comunidades autónomas. La reactivación de la economía, las relaciones sociales y el regreso a nueva normalidad que no acaba de llegar dependen de la eficacia y la rapidez de la vacunación. No se entiende esta demora que incide directamente en la recuperación de una comunidad cuya actividad económica depende del turismo y que no podrá recibir visitantes mientras no consiga un alto porcentaje de población inmunizada. La presidenta del Consell, Susana Mora, se reunió el jueves con el doctor Miquel Munar, promotor de la plataforma «Vacunas, salud y economía» con quien coincidió en la urgencia de la vacunación masiva. Pero, ¿por qué se está retrasando y a quién exigir responsabilidades?