Editorial

Lecciones y oportunidades de la pandemia para Balears

Valorar:

La presidenta del Govern, Francina Armengol, propugnó «la ética para protegernos unos a otros» y para «vencer al miedo», como han hecho miles de profesionales, empresas y sectores esenciales de la comunidad autónoma, que ayer fueron homenajeados con motivo del Dia de les Illes Balears en un acto marcado por la sobriedad. Al mismo tiempo apostó «reforzar el estado del bienestar».

El mensaje central de Armengol consistió en que «lo que mueva a esta comunidad ha de seguir siendo la búsqueda de una sociedad más igualitaria y justa, una economía con ocupación de más calidad y un modelo de crecimiento más respetuoso con el medio ambiente». Hoy Balears es una sociedad que «sufre y teme», pero a pesar de la fragilidad de la dependencia del turismo, cuenta con capacidades e impulso emprendedor para generar una actividad económica próspera y dinámica. Para volver a ser una sociedad próspera Balears necesita recursos. No basta la unidad que reclama Armengol. Es preciso que el Gobierno de Pedro Sánchez priorice las Islas -la comunidad más castigada por la covid- en las ayudas estatales; necesitamos más fondos de la UE para llevar a cabo la diversificación y modernización de nuestro modelo económico. Precisamos con urgencia otro modelo de financiación, que el Régimen Especial deje de ser un mero enunciado y que recibamos todos los medios para crear bienestar y puestos de trabajo.