Editorial

Las decisiones del Reino Unido impactan sobre el mercado laboral

Valorar:

La exclusión de Menorca, junto con todo el archipiélago balear, del ‘semáforo’ verde con el que el Gobierno de Boris Johnson marcan los destinos turísticos seguros vuelve a retrasar el inicio de la temporada de este año. El mercado británico es el primer emisor de visitantes para Menorca, ya que aportan el 34 por ciento de los visitantes, seguidos por los españoles.

Entre las primeras reacciones sobresale la decisión adoptada por TUI y Jet2, los dos grandes mayoristas del Reino Unido, que vuelven a demorar su operativa con la cancelación de decenas de vuelos que, durante la segunda quincena de junio, debían conectar Menorca con varias ciudades británicas. Todo ello acentúa la incertidumbre con una gran repercusión sobre el mercado laboral insular al frustrar la reincorporación de quienes están paro o en ERTE a los puestos de trabajo porque no hay turistas y no arranca la temporada. La decisión de Londres provoca amargas quejas, pero Balears no ha sido incluida en la ‘lista verde’ al ser una de las comunidades con peores datos de vacunación de España. Con un 18 por ciento de población inmunizada, está muy lejos del 33 por ciento de Asturias. Urge agilizar la vacunación.