Editorial

La petición de Ciutadella a la Casa Real para la casa de J.I. Balada

Valorar:

Los bienes del inversor y promotor de Ciutadella Juan Ignacio Balada Llabrés, valorados en diez millones de euros, tal como ordenó en su testamento, se distribuyeron al 50 por ciento entre los entonces Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia, hoy Reyes de España; y a los ocho nietos del hoy Rey emérito, Don Juan Carlos.

Doce años después del fallecimiento de J.I. Balada, el Ayuntamiento ha decidido reclamar a la Casa Real la cesión del palacete que es fill de s’apotecària, en referencia a su madre, Catalina Llabrés, la primera mujer farmacéutica de Balears, construyó en la plaza Don Juan de Borbón. En el próximo pleno municipal se aprobará la petición para destinar este espacioso inmueble a «un centro de día o unas viviendas tuteladas».

La titularidad del edificio, con una superficie de 881 metros cuadrados, de los que 555 están construidos, es de los ocho nietos de Don Juan Carlos. Corresponde a la Casa Real, que por el impacto de la pandemia ha demorado la apertura de la rehabilitada Farmacia Llabrés, dar respuesta a la solicitud del Ayuntamiento de Ciutadella para dar usos sociales a un inmueble que permanece cerrado desde noviembre de 2009.