Editorial

Decisiones y avisos que demoran el arranque de la temporada

Valorar:

El turoperador TUI Reino Unido anunció ayer que retrasa al 5 de julio su operativa con Menorca, en lo que constituye el cuarto aplazamiento. Al mismo tiempo, Boris Johnson vuelve a poner freno a la desescalada y la revisión del ‘semáforo’ que marca los destinos seguros, prevista para el 21 de junio, se anuncia para el 19 de julio. Una medida que impide recuperar los viajes masivos al seguir exigiendo cuarentena al regresar a Gran Bretaña y tres PCR.

El Gobierno británico advierte que hasta agosto será poco probable realizar estos desplazamientos masivos al prorrogar las restricciones y controles internos, lo que provoca la cancelación de las reservas.

En este escenario, el Banco de España avisó de que «subsisten los temores acerca de la posibilidad de que la elevada circulación del virus en amplias regiones del mundo pueda dar lugar a la aparición de nuevas variedades que sean resistentes a las vacunas». El resultado es que se mantendrán las restricciones a los viajes. Un conjunto de advertencias y avisos que acentúan la incertidumbre sobre la temporada de este año, que no arranca. Todo ello impacta sobre la economía local, el empleo y el consumo en Menorca.