Editorial

Mejorar la eficacia y la agilidad del consorcio de suelo rústico

Valorar:

El concejal de Urbanismo de Alaior, Cristóbal Marqués, abandonó ayer la reunión del consorcio de suelo rústico tras manifestar el desacuerdo del equipo de gobierno de este municipio con el funcionamiento de este organismo. Y concretamente por la negativa a dar respuesta a la demanda de la familia que reclama una vivienda alternativa a la casa que adquirió en Es Plans de Alaior y que deberá derribar al estar ubicada en terrenos inundables, así como el rechazo a demorar la demolición de este inmueble.

Mientras el Ayuntamiento de Es Migjorn hace catorce meses que negocia con el Consell la salida del consorcio al considerar que no es un organismo operativo, Alaior se cuestiona ahora su continuidad porque no se siente respetado como institución y porque -afirma el concejal Marqués Palliser- el consorcio debe replantearse su actual funcionamiento.

El conseller Josep Pastrana, que desempeña la presidencia, recuerda que sólo disponen de dos inspectores, actúan a partir de denuncias y que la coordinación es mejorable. Se impone, por tanto, una revisión para mejorar la eficacia y agilidad de este consorcio para cumplir las funciones que tiene asignadas.