El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, apeló y reivindicó la socialdemocracia en el 40 congreso federal como la vía socialista para cambiar y mejorar la vida de los españoles. Un congreso que escenificó la unidad en torno a Sánchez, arropado por los expresidentes Felipe González y Rodríguez Zapatero. Al mismo tiempo, se puso en ‘modo preelectoral’ porque el PSOE quiere consolidar y hacer valer su posición como partido de gobierno, lo que implicará desmarques de Unidas Podemos, su socio y también adversario. Cabe destacar la incorporación del menorquín Marc Pons, hoy director de gabinete de la vicepresidenta Teresa Ribera, a la nueva ejecutiva federal. El exconseller del Govern Armengol será el secretario de Transición Ecológica Justa y Preservación de la Biodiversidad, y representará al socialismo balear en una dirección formada por 42 personas,    También preocupa la falta de alusiones y compromisos en torno a una cuestión capital para las Islas: el nuevo modelo de financiación autonómica. Balears, perjudicada por este modelo -aprobado por el PSOEen 2009- deberá seguir esperando para recibir más recursos.