Editorial

La crisis del Govern favorece la austeridad

Valorar:
Nunca vista

Ayer, el Govern escenificó su nueva etapa con la toma de posesión de los nuevos consellers. El nombramiento de Joana Barceló como titular de Turismo ha merecido valoraciones positivas desde sectores muy diferentes. Obtiene crédito para llevar a cabo una gestión que debe ser ambiciosa y enérgica para apoyar al sector básico de la economía balear.
La crisis de Govern, tras la expulsión de los tres consellers de Unió Mallorquina, ha tenido un efecto positivo imprevisto, la austeridad. La nueva administración integra consellerias, suprime la mitad de los cargos de tres de ellas y un 20 por cien de empresas públicas, consorcios y fundaciones del área de Turismo. Si esa nueva estructura no merma la eficacia en la gestión, se comprobará que la reducción de costes de las administraciones públicas es una cuestión de voluntad. La austeridad ha llegado como consecuencia de una crisis política y no de un plan de recortes. Sería lamentable comprobar que la estructura de una institución pública y el número de cargos de confianza se perfilan en función del reparto de poder, por intereses de partido y no con criterios de responsabilidad.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.