Terra de Vent

Bauzá, el valiente

|

Valorar:

No es la primera vez que el presidente del Govern dice algo similar, pero nunca lo había hecho con tanta contundencia. Si fuera por él reduciría el papel del Consell de Mallorca «a la mínima expresión». Y no lo haría dentro de un montón de años, sino «esta misma tarde». Además, añade que los consells de Menorca y Eivissa deben seguir asumiendo más competencias, porque de lo que se trata es de evitar duplicidades y en Mallorca ya existe el Govern. Esta posición valiente la planteó el jueves en una reunión de empresarios mallorquines. La mayoría aplaudieron mientras otros estaban estupefactos.

La idea de Bauzá no es original, viene de antiguo. En el debate sobre el primer Estatut, que acaba de cumplir 31 años, ya se discutió la necesidad del Consell de Mallorca. Esa discusión concluyó igual que en la organización del Estado de las Autonomías, con café para todos.

En esta legislatura el Govern ha intentado eliminar duplicidades. Antoni Gómez se reunió con las cuatro administraciones insulares pero los resultados han sido escasos, incluso contraproducentes porque la presidenta mallorquina, después de tener que prorrogar su presupuesto se ha mostrado más reivindicativa que nunca.

El reparto de los recursos por islas se ha luchado a cara de perro. Tadeo es el que consiguió un mejor resultado de la negociación, aunque para ello fuera necesario presionar con el posible plante de los diputados menorquines en la votación de los presupuestos autonómicos.

Los planes para racionalizar la administración pública, ajustando su volumen, fijan el objetivo en los ayuntamientos, cuando hay otras instituciones que sí son prescindibles.

Los consells de las islas menores son organismos autonómicos. En Mallorca les ha de bastar el Govern.