Sin flash

Muertos vivientes

|

Valorar:

Adolfo Suárez, Iñaki Azcuna... más importante que la hora precisa de la muerte -tan inexorable como la trayectoria de los astros- es lo que haces mientras vives y de qué manera. El estilo que te define como persona. Hacer frente a la circunstancia que te ha tocado en suerte (o en desgracia) sin tener que arrepentirte demasiadas veces, y sin dejar en los demás un regusto amargo en la memoria. Hay vivos que viven como zombis y muertos que viven para siempre. ¿Hay vida antes de la muerte? - inquiría un grafiti en el metro de Nueva York, allá por los años 60. Decisiva pregunta para despertar una conciencia adormecida.

Hay que ver lo rápido que se llenan los vacíos de poder: la debilidad de unos, aumenta y multiplica la fuerza de los otros. El pasotismo es un caldo de cultivo excelente para el abuso y las imposiciones. La corrupción está muy repartida, se cuela por todos los resquicios que le vamos dejando, mientras al que permanece indiferente, se lo lleva la corriente. Casos Gürtel (PP), Palau (CiU), ERE (PSOE)... ¡Ay!, la lista es larga y la justicia corta. Se necesita una limpieza a fondo para respirar aire sin contaminar. La sociedad del bienestar no se construye sola.

El que fue alcalde de Bilbao desde 1999 declaró que para la política hace falta tanta inteligencia o más que para la ingeniería o cualquier otra profesión. Pero hablaba de la política con mayúsculas. Esa que brilla tanto por su ausencia.