Sin flash

El sexo de los ángeles

|

Valorar:

Utilizamos esta expresión cuando discutimos sobre algo en lo que no nos ponemos de acuerdo. La discordia está más en boga que el diálogo. Aunque el sexo de los ángeles de mucho de sí, hay otros temas que pueden llevarnos a un enfrentamiento dialéctico igual de farragoso e interminable.

Los partidos discrepan sobre política general, y los ciudadanos sobre política en general. El acuerdo es raro por la tendencia al estereotipo y a las posturas intransigentes. Sin enemigo, no soy nadie - piensan algunos. Se definen por sus tirrias o fobias y atacando a los otros, se reafirman a sí mismos. Cuando la sociedad substituye la religión por el fútbol (Incluso los de Bilbao llamaban a su estadio "La Catedral") la mentalidad del hincha prolifera por todas partes.

Hablar del sexo es delicado, sobre todo si es un sexo humano y poco angelical.

Una de las motivaciones humanas más poderosas, junto a comer y beber. También está sometido a las relaciones de poder y puede llegar a convertirse en un servicio o mercancía, que menoscaba la libertad y la dignidad de la persona. Hay demasiados ejemplos de dicha degradación. El erotismo activa el deseo, la imaginación y la alegría de vivir, pero se puede caer en lo basto y lo soez si nos olvidamos de los sentimientos... 

En Australia, la ley permite que una persona pueda no considerarse ni hombre ni mujer. Allí nadie discute sobre el sexo de los ángeles…