Relaxing cup

Lactancia y trabajo ¿es posible?

| |

Valorar:

La semana pasada se celebró la Semana Mundial de la Lactancia, y eché en falta orejas atentas del sector político -ahora que se avecinan las elecciones- así como de representantes de las pymes en los dos actos que se celebraron el 7 y 8 de este mes en la Escoleta de Ferreries. Y es que esta semana no solo es para las madres que dan el pecho también va dirigida a ellos, a quienes tienen la responsabilidad de defender los derechos propios de la mujer para dar el pecho en esta sociedad y poder favorecer la compaginación de trabajar y dar de mamar. El lema de la semana era explícito: «Amamantar y trabajo. ¡Hagamos que sea posible!». Y es más me atrevo a decir que el tema afecta a toda mujer aunque no opte por dar leche materna, ya que también es fundamental el contacto cuerpo a cuerpo, la comunicación entre mamá y bebé porque les proporciona muchos beneficios, a nivel neuronal y de seguridad. Además si le das el pecho le dotas de defensas.

Las mujeres debemos apoyarnos para aunar fuerzas en la reivindicación de nuestros derechos. Tuve la oportundidad de presentar y moderar un debate que organizó Sa Comare, liderado por la matrona Patricia Pérez. El debate «Lactancia y Trabajo ¿es posible?». Y sí, es posible, si toda la sociedad se implica para que así sea. De esta experiencia se sacaron conclusiones entre las asistentes -alrededor de 12 personas-, fueron las siguientes: 1. Tener aliados entre familia y amistades que favorezcan y animen a la lactancia materna. 2. Ser más visibles a pie de calle. Verlo como algo natural. 3. Los hombres deberían de formar equipo con la mujer. Apoyar la decisión de su mujer de alimentar al bebé de los dos. No solo es alimento para su crecimiento, es pasarle defensas, anticuerpos, y estrechar lazos afectuosos, conocerse. Como apoyarla en caso de incorporación laboral tras los 4 meses con sus plenos derechos como madre que quiere dar el pecho a su hijo. 5. Que instituciones públicas (ayuntamientos, Consell,...) como locales públicos (museos) como privados (centros comerciales, tiendas especializadas en bebés, restauración) abran salas de lactancia. 6. La actitud de la mujer, de la madres, es fundamental para llevar a cabo su derecho a dar el pecho a demanda. 7. En el trabajo se debe favorecer esta práctica de dar el pecho teniendo espacios adecuados, horarios flexibles, hasta guarderías en las mismas pymes o a escasos metros del trabajo. Los niños son un bien social. Dar de mamar es lo más natural. No olvidemos proteger las cosas que importan.

https://www.facebook.com/supervanfamily