Relaxing cup

Por un buen trato animal

| |

Valorar:

Tengo un amigo que hace unos días pidió perdón por el face por compartir publicaciones de denuncia de maltrato animal sobre todo de los perros. Se disculpaba por si en algún momento molestaban estas informaciones porque tanto contenido como imágenes son muy difíciles de digerir y más si topas con ellas todos los días en el muro. Pero es una realidad de lo que hacen los humanos, ciertas bestias que no llegan a personas. Desde tradiciones muy crueles que siguen existiendo en estos tiempos, hasta verdadero maltrato animal. Vejaciones a unos perros que no pueden defenderse si no es gracias a un juez que se apiade de ellos, como lo ocurrido con la sentencia del caballo trotón de Mallorca. Un caso ejemplar y que habrá marcado un precedente.

Viendo esas informaciones me paro a pensar sobre la maldad del ser humano, que no tiene límites. Maltrata a los de su especie y además se permite hacerlo con otras especies. Qué barbarie. Y me pregunto, por qué esa agresividad contra un animal como el perro. Un ser de cuatro patas que daría su vida por su propietario. Y no exagero, son fieles hasta morir y por desgracia eso sucede a veces a manos de sus amos depravados. Realmente produce terror, miedo, pavor,... ver escenas de violencia contra los animales. Hasta a un pájaro le sacaron los ojos de cuajo. ¡Por Dios! La página donde salen estas informaciones y mi amigo comparte es la de sosvox.org Pasen y vean, que no les miento. Si ya vivimos horrorizados por las imágenes de situaciones extremas como una guerra, o cualquier agresión contra la integridad de una persona, solo faltaba que saliera a luz estás salvajadas con los animales. La ley debe actuar y no dejar impunes a estos maltratadores. Un animal solo es agresivo cuando defiende su territorio o sus crías, los osos; o cuando disputan a una hembra, los ciervos; o cuando tienen hambre, los leones. Lo normal dentro de su mundo animal, pero jamás he visto, ni leído, ni oído que protagonicen comportamientos como los de violencia gratuita de algunos humanos sin humanidad. Ahora puedo afirmar que somos la única especie peligrosa en este planeta, al que verdaderamente hacemos daño. Mi hija cuando se asoma a la terraza ahí está mi perro Lilo para apartarla con el morro. O cuando era más pequeña que lloraba no se separaba de la cuna o cambiador. De hecho tienen un lenguaje entre ellos no escrito, digno de estudio. Cómo saben ellos que están con un bebé, una personita indefensa. Y en vez de dañarla, la protegen. Y algunos de nuestra especie todo lo contrario, en vez de proteger, maltratan.

@sernariadna