Supervan Family

Tener la razón

| |

Valorar:

Hace unos día colgué en el facebook de Supervan Family una frase de la página «Educación emocional», que dice así: «Tener la razón no siempre es lo mejor en todas las situaciones. Saber qué batallas dar y cuáles abandonar es una lección poderosa». Esta frase aplicada a nuestros hijos ayudará a que crezcan como personas con criterio. No hay que tener miedo, los padres, a que cuando el niño tiene razón dársela, no hay que olvidar que somos su ejemplo a seguir. Y el hecho de darles la razón cuando la tienen les sube la autoestima y les da seguridad. Muchos padres creen que darles la razón harán de ellos «pequeños dictadores en casa». Nada que ver. Le estas otorgando a tu hijo una herramienta muy valiosa que es el tener criterio. A las criaturas de 0 a 3 años siempre siempre les damos el «no» por delante. Y cuando a veces hacen cosas bien no se lo reconocemos.

Hay que emplear disciplina positiva. Por ejemplo a la hora de la merienda tu quieres darle una naranja pero él te dice con su lenguaje primario que lo que quiere es una manzana. No es que te esté importunando aposta ¡que va ni mucho menos! Primero se está reafirmando su yo, va teniendo criterio y opinión. Y segundo no te cuesta nada ceder, al fin y al cabo está comiendo una pieza de fruta que es lo que a ti también te interesa. Ejemplos hay mil, lo que hay que saber es encajarlos. Ya que nosotros los adultos tenemos ya desarrollada la razón. Y ellos no, les estamos guiando en ese camino para tenerla, para que sean personas con cierta autonomía, independencia. Porque de lo contrario si te enzarzas con el crío, no le prestas atención, y te pones en tus trece lo que puedes conseguir es que tu hijo sea el día de mañana una persona sumisa, o sin criterio, dubitativa, a la espera de que le digan lo que tiene que hacer ¡hasta en el trabajo! Considero que darle la razón a nuestros hijos es una cura de humildad porque ellos también nos enseñan desde su lógica más primitiva y, desde su inocencia. Es decir no solo hay un pensamiento. Porque repito un niño no tiene maldad, ni hace las cosas aposta o, por llevar la contraria. Su cerebro aún no está tan evolucionado. Sepan ustedes que un cerebro queda formado hacia los 20 años, o sea que su hijo está aún en una etapa de emoción, se diría que es cerebro reptil, primitivo. Lo que llamo cerebro cocodrilo. Es por eso que cuando intentamos entendernos con ellos desde la razón ellos no entienden porque aún están en la fase de las emociones. En próximas columnas iré escribiendo más sobre el fascinante cerebro, porque si entendemos cómo funciona el de un niño, seremos capaces de mejorar la comunicación.

https://www.facebook.com/supervanfamily