Asseguts a sa vorera

Elecciones 'freaks'

| |

Valorar:

Está demostrado. A nivel de país, cuanto más en serio nos tenemos que tomar las cosas, más claro queda que nos importa un pito. Y por el contrario, cuando más cachondeo, broma y vergüenza ajena se acumula, más nos involucramos casi todos. El ejemplo más evidente es el de Eurovisión. A la mayoría ni nos va ni nos viene, nos cuesta recordar cómo se llamaba la canción o la cantante de este año, imagina la del año pasado. En cambio todo el mundo se acuerda de Rodolfo Chikilicuatre. O como se escriba.

Puede que, con vistas a las segundas elecciones, los partidos tengan que replantearse lo que ofrecen a los votantes en general. En la primera votación quedó claro que aunque el país se vaya al garete, a los españoles no les viene bien salir a votar. Quizás si los partidos ofreciesen su particular Chikilicuatre o transformaran la elección en una especie de guerra entre frikis, el personal se implicaba más.

Podemos e izquierda Unida ya se lo huelen y han organizado una especie de performance bochornosa en la que simulan que son amiguísimos de toda la vida y que se encuentran por las calles de Madrid. Confío en que los demás respondan sin llegar a ser tan cutres. Porque al abrazo casposo solamente le faltó Isabel Gemio y la sintonía de «Lo que necesitas es amor».

Lo sé, habrá quién se sulfure leyendo lo que escribo porque no tengo ni idea de lo que se luchó por tener una democracia y bla, bla bla. La realidad es la que es, a casi un 30 por ciento de los españoles se la trajo al pairo las elecciones. Si por ejemplo, el PP, el PSOE y Ciudadanos se reparten a Darth Vader, Han Solo y Luke Skywalker, seguro que la participación es otra. O Carmen de Mairena, Belén Esteban y Nacho Vidal, por decir algo.

Puede que a lo mejor no arreglemos el país, pero de mientras echamos unas risas. Y sino, siempre nos quedará el chiste de que Nacho Vidal viene con el sable de luz incorporado. Feliz sábado.


dgelabertpetrus@gmail.com