Supervan Family

Sigo alucinando

| |

Valorar:

Hace unos Hormigueros atrás, a principios de octubre salió Nuria Roca y Juan del Val a presentar el libro de éste, y dejaron un titular: «Somos una pareja abierta». Tienen tres hijos. Cuando soltaron su intimidad públicamente me quedé flipando en el sofá. En «El Hormiguero», un programa que se supone que es familiar, y para todos los públicos, dejó ver al Pablo más crápula, que se puso al límite como conductor de programa. Leyó varios párrafos donde se dejaba ver que la infidelidad es un hecho, en esta pareja. Núria, comentaba que prefiere un hombre que desee. Y que en el momento que él no quisiera estar a su lado eso sí que no lo aguantaría, pero la infidelidad sí. Según del Val, la fidelidad es educacional.

Me parece bien que llegues con tu pareja a ser sincero. Pero para mi la infidelidad es quebrantar la familia, todo lo que tiene que ver con su construcción con sus luces y sus sombras. Antes de intercambiar sábanas con otra persona considero que deberías hablar a tu pareja de que algo no va bien en la relación. Y de que hay que avivar la llama. Cuando uno decide estar en matrimonio y hacer una familia, que implica tener hijos hay que trabajárselo todos los días, en mantener la unión. Lo fácil es buscar abrazos externos. La familia hay que avivarla, crear sorpresas, crear momentos mágicos imborrables, los que hacen que pesen con fuerza. Entiendo a esta pareja, están juntos se quieren pero quizás están aburridos de esforzarse. Y sobre cómo educan ellos a sus hijos pues ni me meto. Solo sé que esta columna de Supervan Family es un altavoz a la crianza y educación desde el amor puro, que priopriza dar un beso de buenas noches a tus hijos antes que contestar al whatsapp.

Pablo Motos hizo bastante apología de la libertad de amar, dando pie a que una vez a la semana se debería salir y no preguntar a la pareja que hizo ese día. Wow! un hombre que se pasa hablando de su mujer y de sus hijas (las que aporta su mujer) en varios programas para decir en éste que ¡oye no estaría mal una canita al aire!. Y los niños espectadores del programa, y los abuelos, y... con que cara nos quedamos viendo el programa. Si lo hicieran en «Late Motiv» de Andreu Buenafuente aún tiene sentido, pero en «El Hormiguero» esa entrevista no cabe. Sobre el modelo de vida y familiar que hagan estas personas es respetable pero muy discutible ponerlo en un horario donde en vez de dormir tienes que hablar a tus hijos de que hay personas que aman diferente, y que entienden la familia de manera diferente. Juan del Val también aseguraba que una persona que ha llegado a los 60 años de casado y que no ha sido infiel es imposible. Con que seguridad habla.