Sa gleva

Cosas mías (II parte)

|

Valorar:

Hay locos que tienen razón.

Matar el tiempo es asesinar lo único que nadie puede comprar.

Hay arquitecturas que se hunden porque no pueden soportar el peso de su historia.

El regalo más grande que un ser humano puede hacerse a sí mismo es el honor.

Sin amor la vida no tiene sentido y con amor es fácil perder el sentido.

Si la memoria me obedece seguiré soñando con los amaneceres de mi tierra.

La discreción es la parte más difícil del valor.

Conozco gente que la mitad de lo que dicen es mentira y la otra mitad no es verdad.

Hay hombres sin honor llenos de honores.

Antes que el consejo de quien dice saber, prefiero el consejo de quien me ama.

Tener enemigos es malo pero si además los enemigos son idiotas es una tragedia.

Señor, dame enemigos inteligentes.

Cuando por el mundo los seres humanos vivían en cuevas, los menorquines hacían taulas y talayots.

El político que le encanta que le adulen es un político indefenso.

Prefiero molestar con la verdad que engañar con la adulación.

La risa y el llanto forman parte del único esperanto universal que yo conozco.