Supervan Family

Año nuevo 2019

| |

Valorar:

Año nuevo: concierto y torta Sacher casera. El primer día del año hay que sorprenderse, y sorprender. Es maravilloso tener siempre la oportunidad de empezar de cero. Cualquier día del año, pero este es especial porque arrancas el año. Como las olas del mar ves como besa el rizo blanco el 2018 dibujado en la arena húmeda, y en ese corto período de arrastre y desdibujo haces balance de lo ocurrido. Y das la bienvenida al ¡19! muchos coincidiendo en el deseo de tener salud, y dinero la mayoría de los que preguntaba. Todos desean sumar, y si no por lo menos que les deje la vida como están. Cada vez estoy más convencida de que todo lo que te propongas o quieres que pase depende de la actitud de la persona, de su pensar. Me gusta recordar cuando un periodista le dijo a Jack Nicholson que suerte de películas ha protagonizado, y él le respondió que no hay suerte sino saber elegir. Si dependes de la superstición, de lo divino, de la suerte, tu vida se empequeñece, solo se engrandece desde la constancia, el trabajo, el ahínco, la pasión, la ilusión, la proyección, la atención plena, y el amor con que hagas la cosas. Así vienen las cosas, lo que deseas, lo que pides te viene si estás focalizado.

La actitud es tan importante que eso va por delante. Recientemente en estas reuniones familiares y de amigos estas fechas. Alrededor del picoteo se abren tertulias interesantes cuando deseas salud. Algunos tertulianos enmudecen escuchando para aprender, otros aportan, y así van dando las horas hablando. Lo curioso es que en ese acto social los niños van y vienen jugando con otros niños, y algunos eligen quedar en los regazos de una madre o padre y ser partícipe de la conversación y del picoteo. Así van formado su actitud de lo que ven, de lo que escuchan.

Por eso es tan importante desde mi punto de vista observar a los niños y sus reacciones o actitud desde bien pequeños. A veces se enrocan ellos mismos en situaciones de las que no saben salir, y es cuando los adultos debemos enseñarles que entendemos su frustración, su enfado o alegría pero quizás las formas o los modos no son los adecuados y les ofrecemos herramientas para salir por ellos mismos como las limitaciones, o decirles que entiendes su enfado o alegría pero no como lo expresa. Y eso les irá dando una perspectiva de cómo canalizar sus emociones, y como dar soluciones en el día a día. Tiempo por el cual también llegarán a la edad de adultos y su actitud conformará su futuro.

Año nuevo, emocionante día 1 de enero de darle otros colores, y matices diferentes, y cumplir así los días del calendario. Sumen, sumen, sumen.