Supervan Family

Pintaúñas para él

| |

Valorar:

¿Quién le dice a un niño de dos años para tres que los lazos del cabello son de niñas, y que el pintaúñas también? Pues alguna vez le he tenido que pintar las uñas, y ponerle un lazo. Hasta que ya se cansa y lo deja. A estas edades lo mejor para todos es una educación sin discriminación por sexo, los niños tendrán menos problemas a la hora de elegir, y menos presión social, del entorno. Al fin y al cabo su naturaleza interior elegirá.

Con el tema de las uñas, muchos de generaciones más veteranas no lo ven con buenos ojos. «¡Hombre -y eso que soy mujer- quítale ese esmalte de uñas al niño!». Me ha pasado a mí, le ha pasado alguna amiga, y le pasó a un padre que a su hijo le hacían burla hasta que él mismo se las pintó, apoyando a su hijo. Uno se escandaliza en verlo en un niño por si se hace sarasa, hablemos claro. Pues nada que ver. Su naturaleza interior, me repito, elegirá. Es la que todos llevamos dentro desde niños y va aflorando en la pubertad hasta definirte.

Hay niños que no juegan al fútbol, ni a los coches. Su mente está capacitada para otros retos. Y no por ello se ha de pensar en un sexo débil. Creo que eso está superado, pero insisto a la generación de nuestros abuelos aún les cuesta. Por eso les regalan motos o camiones. Lo que hay que pensar es en el niño, y si después se frustra con el regalo en cuestión. Que no era de su elección, ni gusto. Considero que es peor.

Hay que tomarse las cosas con normalidad, y ya los niños elegirán. Pero no me gusta seguir patrones de sociedad monocromática, uniforme, y gris. Valoro la personalidad de una personita y no hay que porque cercenarla, con estúpidas creencias. Tú de azul porque eres niño, y tú rosa porque eres niña. ¡Con lo bien que sienta el rosa a los niños, y a los hombres. Y el azul a las niñas y a las mujeres!

Por navidades en el catálogo de juguetes ya se ven ciertos comercios que rompen roles de juegos, y lo que acostumbraban a ver a niños jugar con camiones o estar en un mecánico ahora están las niñas. Por ejemplo a mí se me da muy bien el tema de la electrónica. En casa de Valencia me esperan de un tiempo para otro para que les ponga listo el vídeo, la programación televisión, minicadenas, ... y mi padre tiene un gusto tremendo para regalar a las mujeres, de hecho él era el que nos compraba los trajes de baño, los pendientes. O sea que menuda patochada lo de educar por sexos.

Hay personas que no les gusta nada que se gaste dinero público en poner carteles, o folletos de inclusión de niños que desde el jardín de infancia ya muestran ciertas tendencias contrarias a su sexo. Bueno es una manera de expresarlo en público, y hacerlo visual. Y sentirlo natural. Lo importante insisto es encontrar el punto natural de la vida, y comunicarse con los hijos y con la sociedad, porque hablar unos padres con otros hace mucho bien.

@sernariadna