Supervan Family

‘Somiant’

| |

Valorar:

¿Tú tienes sueños? ‘Pi’ sí que los tiene y su esfuerzo e ilusión hacen que consiga que se hagan realidad venciendo algunas costumbres de las fiestas patronales. Es la protagonista del cuento «Somiant», idea original de Pilar Borràs, para mí ahora ‘Pi’. Texto escrito por Fàtima Anglada, e ilustraciones de Pol Marban. El dinero de la venta se va a una asociación de fibrosis quística.

Fàtima y Pi han ido todo este verano de pueblo en pueblo leyendo esta obra tan de Menorca, donde el caballo ha sido el protagonista tanto en las calles como en las páginas del cuento. Admirable la decisión de estas dos mujeres ya no solo por leer y darlo a conocer sino porque se llevan a sus hijos detrás, y en el caso de la Pi a su marido, que siempre está a la sombra apoyando.

En el caso de Fàtima, me encanta ver la relación tan bonita que tiene con su hija de ocho años Artemisa. Niña que tiene una gracia innata para estar encima del escenario. Madre e hija son inseparables, hasta en el trabajo. Sus conversaciones surgen desde el respeto, admiración, reflexión y comprensión. Por lo menos cuando yo he estado presente. Me quedo con una frase de Fàtima que dice «yo no soy una mamá mira-mira». No puedo reírme más. Artemisa, como niña, estaba en el columpio del parque infantil de Cala en Porter mientras se preparaba el escenario de «Somiant» cuando le dice «mamá mira como hago esto», Fátima se gira y lo ve, y se lo premia con una ovación, a la segunda «mira mamá», Fàtima le dice que no es una «mamá mira-mira». «Todas las acrobacias no pueden ser observadas ni aplaudidas porque me aburre», me dice. Me hizo reflexionar. Claro que hay que prestar atención a nuestros hijos, pero hasta la hartura no. Y está muy bien que de vez en cuando sepan dónde está el límite.

Hace unos días me tocó a mí leer el cuento, me invitó Pi a hacer los honores. Me encantó la experiencia. Pasamos un ratito familiar y entretenido.

Y sentí que las cosas están cambiando. Éramos tres mujeres protagonistas en ese momento donde nuestros familiares, hijos y parejas nos acompañaban en la discreción de un segundo plano, pero sin restar. Haciendo por un lado conciliación con nuestros hijos y por otro sintiéndonos respaldadas por nuestras parejas, en este caso hombres.

Este es un buen sueño también hecho realidad. Y así paso a paso con esta determinación se va consolidando, un sueño de todas.

Eva Longoria, Patricia Montero, Sara Sálamo, ... estas tres actrices las he podido ver también en situaciones laborales donde compaginan maternidad con lactancia, y con crianza. Las mujeres tenemos ese poder y lo tenemos que hacer cada vez más visible, y nuestras parejas dando apoyo. De esta manera se haría una buena sociedad llena de valores.