Així mateix

El día grande del queso gamoneu

|

Valorar:

El VI Capítulo de la Cofradía de los Amigos del Queso Gamoneu, me ha llevado de nuevo a pasar unos días en Cangas de Onís, donde este año se han dado cita 18 cofradías gastronómicas: españoles, portuguesas y francesas. El secretario Favila Quintana o la encantadora presidenta Elpidia Quintana han dado una vez más cumplida prueba de su altísima capacidad organizativa, estando por encima de lo que cabe esperar en unos eventos tan complejos, sabiendo además delegar en otros cofrades alguna tarea, como pongo por caso, representar a la Cofradía del Gamoneu en el pregón sobre los quesos de los Picos de Europa, pregón muy concurrido que tuvo lugar en el salón de actos del excelentísimo Ayuntamiento cangués, a cargo de Carla Royo-Villanova, acompañada de su esposo el doctor Kubrat de Bulgaria. Me cupo el honor de representar a la cofradía y hablar del Gamoneu y de los quesos de Menorca con los príncipes de Bulgaria.

Como viene siendo tradicional se nombraron los nuevos cofrades de honor, mérito y número. El presentador de «Aquí la Tierra» en TVE Jacob Petrus y Alberto Rodríguez de dilatada trayectoria en TPA. El presentador de «Aquí la Tierra» antes del telediario de las 21 horas nos dejó una frase que transcribo, pues no puede ser más acertada: «Para defender el medio ambiente hay que defender el mundo rural», frase que hago mía para el medio ambiente y el agro menorquín.

Como no podía ser de otra manera, en Cangas de Onís, mientras los representantes de las 18 cofradías asistentes desayunábamos en el restaurante El Puente Romano, amenizado por los gaiteros de Cangas, estuvo urbayando, o sea, lo que podría yo decir una mañana canguesa en estado puro. Luego cuando las cofradías ataviadas con capas, gorras y sombreros que le son propios, para que desfilásemos sin calarnos hasta las orejas, dejó de urbayar, y los paisanus pudieron sacarnos fotografías con sus móviles.

El almuerzo en el restaurante Villa María de Cangas de Onís fue espléndido, el picoteo previo al aire libre, sobre todo basado en este maravilloso queso que es el Gamoneu, tuvo una gran aceptación y ya anunciaba la buena mesa que degustaríamos después en un espacioso salón interior.

Recuerdo con nostalgia cuando la escritora Ángeles Caso y José Manuel Diego Carcedo, a los que acompañé en tan alto honor cuando yo también recibí el título de cofrade de honor. Son cosas que no se olvidan jamás, y menos aun cuando vemos la calidad o nombradía de los nuevos cofrades de honor.

Resulta emocionante ver desfilar 18 cofradías diferentes, sobre todo cuando está tan profesionalmente organizado. El Gamoneu tiene que tener por fuerza un plus de agradecimiento hacia Elpidia Quintana y Favila Quintana. Ojalá que sigan estando al frente de la cofradía muchos años; sus consolidadas cualidades hace que sean difíciles de reemplazar, en este tipo de actos cuyo fundamento principal es potenciar el queso Gamoneu, dándolo a conocer junto a Cangas de Onís en el mundo entero, un queso cuyas características de elaboración son únicas, lo que le confiere un sabor especial que da las cuevas en que maduran; siendo verdaderas cavas naturales, y además no todas las cuevas tienen las características idóneas para conseguir estos queso únicos, son por consiguiente, cuevas muy seleccionadas en humedad y temperatura.

Puxa el quesu Gamoneu y puxa Asturies!!!!