Sa gleva

Las orejas del lobo

|

Valorar:

Albert Rivera de Ciudadanos, ha pasado de no pactar con Pedro Sánchez ni para ir juntos a cobrar una herencia, a decir que si las circunstancias si así lo aconsejan, estaría dispuesto al pacto con la derecha, con la izquierda o con quien fuera.

¿Sabe una cosa Sr. Rivera?, en política como en otros avatares de la vida, nada hay que nos haga más lúcidos que lo que le pasa ahora usted, me refiero a eso de verle las orejas al lobo. El lobo viene siendo el mejor remedio para recuperar el sentido común, y déjeme que le diga, que esa pérdida de escaños que usted ahora ve como quien siendo oveja ve las orejas del lobo, es una visión virtual pero apocalíptica, porque además es el suyo un lobo que lo ha provocado usted con su falta de pericia política. No se puede en este oficio tener las dudas con las que usted se maneja, para el caso viene siendo como quién teniendo Parkinson no se le ocurre ocurrencia más contraria que ponerse a robar cencerros.

Lo peor del caso no es que usted padezca el virus de la falta de empatía, que esa sería cuestión subsanable, bastaría con mandarle a usted a su casa. Lo malo, lo que tiene mal arreglo es que está usted quemando la nave, léase partido. Algunos líderes de nuestra historia política más cercana, cuando se han hundido lo han hecho con todo el equipo. Nuestra política, se lo digo entre nos, es tan incomprendida que no llega a tener seguidores para tomar el testigo, cuando se cae la viga que aguanta el edificio todo el armazón se viene al suelo; acuérdese usted de UCD y UPYD.