Dietario

El refugio galo

|

Valorar:

1-XI-19 Viernes

Recibo propaganda electoral con sus papeletas correspondientes y decido sobre la marcha acabar de una vez con este martirio. No, no lo rompo todo y lo echo a la basura como me pide el cuerpo porque sería una irresponsabilidad y me tengo por persona de seny, sino que escojo las papeletas de la opción que me parece menos mala para el país y sussubpaíses’ y las introduzco en los sobres correspondientes. Me siento liberado, relajado como cuando terminaba un examen difícil o, más adelante, una intervención quirúrgica complicada. Se acabó, ya soy libre para dedicarme al último cómic (antes llamado tebeo) de Astérix y Obelix y pasarme un buen rato viajando por la Galia con la hija de Vercingétorix, protagonista de la última y luminosa entrega, en la que subyace la ecológica preocupación por la extinción –vía Obélix– de los jabalíes y Adrenalina, la protagonista nos presenta a sus dos ‘papuchis’. Geniales, como siempre, los irreductibles galos. Un oasis en estas insufribles jornadas en pleno desierto intelectual.

2-XI-19 Sábado

Creía haber terminado con la zozobra preelectoral pero, al terminar un episodio de las peripecias de Michael Douglas y Alan Arkin con sus próstatas y sus disfunciones eréctiles en la desopilante serie de Netflix «El método Kominsky», se me aparece en pantalla la magnética imagen de Cayetana Álvarez de Toledo y me quedo paralizado, como si tuviera una serpiente de cascabel ante mis ojos. ¿Cómo hace esta mujer para parecer tan provocadoramente arrogante, tan vitriólica? Y digo parecer porque no sé si sigue los cursos de interpretación del susodicho Método Komisnky o es su natural. Este tipo de personas que ofician voluntaria y permanentemente de polis malos me fascinan, lo confieso, y más si son inteligentes como Doña Cayetana, que lo es, me consta.

3-XI-19 Domingo

Cautivo y desarmado el Barça y ahíto de sesudos análisis concretos de la realidad concreta, solo me queda la incógnita de quién se hará con mayor número de votos ocultos (esos que no se revelan antes por vergüenza), si el neo político de orden, Pedro Sánchez (quien, según Enric Juliana persigue una ‘mayoría cautelosa’), o los asilvestrados reconquistadores de una España testicular sin inmigrantes, ni autonomías pero repleta de fake news y de banderas rojigualdas, toros y caza en las escuelas y las cárceles llenas de progres…

4-XI-19 Lunes

Fallece el empresario turístico y abogado José Casals Thomás, hombre emprendedor y preocupado por la cosa pública con quien compartí infinidad de tertulias en el Ateneo de los años ochenta. Persona dialogante y moderada, siempre le agradecí su fiel seguimiento de mis artículos y sus atinados comentarios. Buen viaje, amigo.

5-XI-19 Martes

Me levanto estuporoso por el trasnocho y, mientras acudo al centro de salud para vacunarme de la gripe (no por enfermedad concurrente sino por viejo, snif), dos ideas bailan bajo mi calva, destiladas del debate electoral de anoche. La primera se refiere al intenso prurito que le ocasiona a buena parte del país, el término nación, que si Cataluña lo es o no, que si cuántas naciones hay en España etcétera. A la derecha el tema le pone, determinada izquierda no le hace ascos, y todos participan en el lamentable juego de quién luce la porra más grande para los díscolos independentistas.

Una vez debidamente vacunado acudo a mi biblioteca/salvavidas particular en busca del libro del catedrático José Álvarez Junco, historiador del pensamiento político («Dioses útiles», Galaxia Gutemberg), ya citado en este dietario: «Las naciones son construcciones históricas, de naturaleza contingente; y son sistemas de creencias y de adhesión emocional que surten efectos políticos… Nación sería un conjunto de seres humanos entre los que domina la conciencia de poseer ciertos rasgos culturales comunes y que se halla asentado desde hace tiempo en un determinado territorio, sobre el que cree poseer derechos y desea establecer una estructura política autónoma…» ¿Es o no una nación la aldea gala de Astérix, empeñada en resistir al ‘constitucionalismo’ romano?

La otra perplejidad es menos metafísica, más carnal: ¿Acaso son más abominables los votos de los que quieren romper España vía independentista que los de quienes pretenden cargársela metiendo a medio país en la cárcel?

7-XI-19 Jueves

Y Sánchez cogió su tuberosa cachiporra y se fue a la caza del huido de Waterloo. Y Montesquieu se removió en su tumba. Y Astérix y Obélix volvieron a hundir el barco pirata… Continuará.