Terra de Vent

No jueguen con los aviones de emergencia

|

Valorar:

El Govern ha decido rescindir el contrato a Eliance, la empresa que cubre el transporte aéreo sanitario, un año después de que se le adjudicara el servicio. Parece que hay motivos suficientes para que tome esta decisión pero esta llega muy tarde y perjudica a Menorca.

Hace un año, cuando se adjudicó el transporte a esta compañía, este diario ya denunció que se incumplían las bases desde el primer día al negarse a la subrogación de los pilotos. Negoció acuerdos con cada uno de ellos. Profesionales con experiencia optaron por irse. El Govern miró hacia otro lado. Eliance había ganado el concurso a Babcock, la anterior concesionaria, por ofrecer unos aviones más modernos, que han tardado casi un año en entrar en servicio. Otro motivo de incumplimiento desde el primer día. Y el Govern tampoco actuó.

¿Por qué lo hace ahora? Porque los helicópteros, que operan principalmente en Eivissa y que en Menorca actúan cuando el avión está en periodo de revisión técnica o en casos puntuales, no cuentan con copiloto ni con equipos para un vuelo instrumental, lo que reduce sus capacidad de volar. Curiosamente, Babcock cumplía con este requisito, que incorporaron a las bases del último concurso, pero sus aviones tenían más de diez años de antigüedad. Ahora, esta misma compañía será seguramente la que contrate el Govern de forma provisional hasta que se convoque un nuevo concurso.

En conclusión, la gestión del Govern ha sido pésima y el resultado nos perjudica. Ahora que, por fin, podemos contar con el moderno avión B-250, mucho más seguro para volar con una meteorología adversa, se rescinde el contrato. Y parece probable que volvamos a la situación anterior.

Al menos, los responsables políticos, que han tardado un año en tomar medidas ante los incumplimientos de Eliance, podrían intentare evitar los efectos colaterales. Y además asegurar que cuando se convoque un nuevo concurso no será para dar un paso atrás respecto a lo que tenemos hoy.