Assegut a sa vorera

Reyes Magos desorientados

| |

Valorar:

Estoy con la duda. ¿Llegarán este año los Reyes Magos a nuestras casas? La alarma no es en vano ni gratuita, está fundamentada y, si quieres, la comparto contigo. Porque no se lo hemos puesto nada fácil a Sus Majestades, de un tiempo a esta parte.

Melchor, Gaspar y Baltasar están acongojados. Antes, hace años, en la noche del 5 de enero podían vagar tranquilamente de casa en casa dejando a las criaturas sus correspondientes regalos y no pasaba nada. Ahora andan con cuidado, no vaya a ser que entren en la casa de un republicano y se ponga fea la cosa. No está la sociedad para bromas y algunos tienen el cutis demasiado fino como para encontrarse no una, sino tres coronas pululando por el salón de casa.

Los Reyes saben, además, que lo de viajar a lomos de un camello no está bien visto. Estamos luchando contra la explotación animal y el abuso y por eso verlos encima de semejantes bestias puede herir sensibilidades. Lo peor es que como la normativa del patinete eléctrico todavía no está muy clara, no han querido arriesgar innovando. Y empezar la faena a pie en el mes de julio no lo ven nada claro.

Y lo de coger un avión, ni hablar, que ya sueltan suficientes emisiones de CO2 los gases de sus reales camellos como para que le añadan el de los aviones. Los tres saben que ahora no son ellos los que dictan si un niño o niña ha sido bueno, sino una activista de metro y medio y muy malas pulgas llamada Greta. ‘Chunguer’ creo que se apellida.

Este año la Navidad y toda su parafernalia les ha pillado a Sus Majestades a contrapie y no han podido actualizarse en lo referente a la Ley de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Mágica. Está meditando Gaspar si se opera del sexo porque Baltasar, el rey negro, tiene un gran motivo para no operarse que dispara cualquier presupuesto médico. Muy grande y largo. Tiene miedo a las agujas, ¿qué te pensabas?

Tampoco ayuda que haya diferentes opciones religiosas y se vayan a meter en la casa de alguien que no es cristiano y no tiene nada que celebrar. Para no faltar al respeto.

Y en esas Melchor sabe que le ha tocado la parte chunga, mitad y mitad. Todo sea por ellos, por ellas, por elles, por ellis y ellus.

Para colmo va Trump y la lía parda en Oriente Medio a golpe de misil, complicando todavía más el camino de Sus Majestades.

Menuda faena les estamos haciendo a los Reyes que son Magos, sí, y vienen de Oriente, también, pero si lo hacen lo harán totalmente desorientados.

dgelabertpetrus@gmail.com