Dietario

Mayorías reforzadas

|

Valorar:

31-I-20 Viernes

Malos tiempos para los anglófilos y demás gente rara, incapaces de dar con una explicación medianamente coherente a la consumada salida de nuestro admirado Reino Unido de la Unión Europea, un triunfo claro (e impecablemente democrático, todo hay que decirlo) del populismo de derechas que campa a sus anchas por el mundo globalizado, sometido como está a una triple crisis, política (trumpismos emergentes), social (desigualdad), de medio ambiente (calentamiento del planeta), a la que se añade ahora la sanitaria…

Guy Standing, escritor e investigador británico, nos previene hoy en «El País»: «Nos debe alarmar el peligro que representa un rústico EEUU gobernado por ignorantes que no respetan ninguno de los valores de la Ilustración… La alarma es necesaria para poder resistir, en busca de una seguridad básica y un impulso ecológico para evitar no solo la extinción de la naturaleza sino de la propia Ilustración».

1-II-20 Sábado

El creciente maltrato idiomático es especialmente cruel en el periodismo deportivo, donde se eliminan los artículos «chuta con (la) pierna derecha», «corre (por la) banda izquierda» y se ha llegado a patentar «el cabezazo de cabeza» y el horrendo «zapatazo» que les debe parecer más épico a los comentaristas que los clásicos chutazos, disparos, tiros o, en plan más belicista/metafórico, obuses. Pero la guinda son los verbos-engendro como «encimar» por acosar, acometer o si se quiere, incordiar, y el último que he detectado para sustituir a los «antiguos» forcejear, pugnar o incluso bracear, nada menos que «cuerpear», tal como lo oyen, Futano y Zutano «cuerpean» por el balón... Aggggg!.

2-II-20 Domingo

Inesperado y espléndido veranillo. S’Illa del Rei luce esplendorosa mientras los voluntarios se afanan en mil tareas bajo la implacable batuta de Luis Alejandre, ese torbellino de sonrisa taimada y retórica envolvente, capaz de involucrarse e involucrarte en cualquier misión aparentemente imposible. Platico con unos y otros durante el (espléndido) desayuno, que tiene mucho de comunión laica, y muchos nos volvemos a encontrar de nuevo minutos más tarde en la librería de Juani en Es Castell comprando el periódico dominical, siempre apetitoso y hoy farcit de asuntos de Brexilandia…

«¿Cómo es que un asunto de consecuencias constitucionales, económicas y culturales de tal envergadura se ha zanjado con una mayoría simple y no con una supermayoría?», se pregunta el escritor británico de culto Ian McEwan hoy en «El País»,y esta es la clave de bóveda de un referéndum que se precie, es decir que pretenda decidir sobre asuntos de tanta enjundia como el brexit…

…O sobre una eventual independencia de Catalunya o Escocia, por poner dos ejemplos de actualidad. Esos conflictos han de tener una salida democrática, que tarde o temprano tendrá que pasar por una consulta a las respectivas ciudadanías. Ahora bien, asuntos tan serios, como apunta McEwan, no pueden ser resueltos por mayoría simple sino reforzada, como por otra parte sugiere la Ley de Claridad canadiense. Voten ustedes pero vuelvan con una mayoría suficiente (¿el 60%?) para empezar a hablar. Probablemente ni hubiera habido brexit ni habría independencia de Catalunya (Escocia es otra historia)… Y de forma impecablemente democrática.

4-II-20 Martes

En una reciente entrevista se le preguntaba al exlíder del PP Borja Sémper (en la foto) si no es un triunfo del Estado de derecho el que Bildu esté en el sistema y condene la violencia, a lo que responde el verso suelto del PP en el País Vasco que es obvio que el sistema gana cuando los antisistema tragan con los requisitos del sistema…

Estas declaraciones me venían a la memoria cuando observaba ayer la performance de los nacionalistas periféricos negando legitimidad democrática al Rey y que el propio monarca pareció encajar mucho mejor que los partidos de la derecha. Y es que el repudio al jefe del Estado -dentro de un orden, claro- forma parte de la escenificación de la disidencia y de la libertad de expresión. Que continúen dentro del sistema es la mejor noticia.

6-II-20 Jueves

Gospel celestial en el Cine Club con la proyección de «Amazing grace», una grabación de la portentosa Aretha Franklin y su formidable coro, realizada en 1972 durante dos noches en una Iglesia baptista de Los Ángeles y que el director Sidney Pollack convirtió en la maravillosa película que decenios después podemos disfrutar. Valdría la pena proyectarla unos días más…