Supervan Family

Ha nacido una estrella

| |

Valorar:

Todos los días nace una estrella, eso es lo que pienso cuando veo una mujer. Recientemente he cogido carrerilla en ver películas premiadas. Y una de ellas ha sido «A star is born» (2018), en España se ha traducido como «Ha nacido una estrella». Es la tercera adaptación cinematográfica del original de 1937, que fue dirigida por William A. Wellman. Ahora, Bradley Cooper, su director (además de interpretarla como actor), ha hecho una película que muestra a la Cenicienta del siglo XXI, solo faltaban los hijos para retratar a muchas de las mujeres, como la que protagoniza lady Gaga. Obtuvo varios premios, entre ellos un Oscar a la mejor canción. Y nominaciones a mejor película, actriz, y actor.

Pues sí, no exagero cuando digo que nace una estrella cada día. Las mujeres hacemos más esfuerzos y sacrificios en sacar adelante nuestra carrera profesional, o a lo que nos queremos dedicar. Y eso que en la película, el hombre ayuda en todo momento a su chica para que triunfe, -si no fuera por un pequeño-gran problema que tiene-. En la realidad no es así. Normalmente es el hombre el que dispone del tiempo para desarrollar su trabajo, y la mujer es la que se sacrifica en muchos casos. Hasta que se hace en ciertos momentos egoísta y se concentra en lo que quiere. Y mientras teclea el ordenador a golpe del segundero del reloj: los hijos corren de una habitación a otra, vacían la nevera, embozan el baño, se pintan enteros de rotulador, la ropa sucia crece, las secadoras se amontan en planchas interminables, la comida o la cena nunca llega a tiempo,... Si tienes una ayuda externa eso que adelantas, pero aun así las mujeres tenemos que controlarlo todo.

No hay madrugadas, ni noches que se puedan cumplir porque vence el cansancio. Arañas momentos del día de cualquier hora, y te esfuerzas en proseguir el propósito. No digo que no haya hombres que colaboren en casa, ni mucho menos, pero hay un sentido de la mujer en buscar la armonía que aún no he encontrado en el sexo opuesto.

«Tell me something girl /Are you happy in this modern world? / Or do you need more? / Is there something else you’re searching for? [...]» («Dime algo, chica / ¿Eres feliz en este mundo moderno? / ¿O necesitas más? / ¿Hay algo más que estés buscando?») («Shallow», canción premiada) Si, necesito ese espacio donde poder crear, poder reinventarme con tiempo. Quererme como me merezco, sin prisas, sin el estrés de si llegaré o no a las cosas. De reírme en el día, de saborear la lluvia, de sentir el sol, de admirar la luna.

Sí, la atención a los hijos, a la casa, a los compromisos todo eso es importante. Pero más importante es que esa estrella no se estrelle. Porque de ella depende que nazcan una nueva generación de estrellas.