Sa gleva

Los niños, afectados

|

Valorar:

Este virus que nos trae a maltraer, por lo menos nos parece que contamina menos a los niños. El primer caso conocido fue en una menor de 17 años, luego se sabe que hay otros dos niños en Marchamalo (Guadalajara), otro caso de una niña madrileña de 4 añitos y parece que otros dos sin confirmar. Además, los menores contaminados cursan sus mejorías más rápidamente que las personas mayores. Esperemos que la cosa siga así y que no desbarre. De todas maneras, el virus en plural es un animalito con mala leche. Cuando tienes a tu nieto que no se encuentra bien por tos, por fiebre, por dolor de estómago o por cualquier causa, vas al médico y te encuentras a una docena de niños, todos con idénticas patologías. El médico te dirá que hay un virus, no sabe a ciencia cierta que virus es, pero no tiene ninguna duda que todos aquellos niños están contaminados por un virus. Al cabo de unos días el fenómeno desparece y casi nunca estos virus contaminantes de la población menuda, acaban con alguna tragedia.

No sería mala cosa que algún laboratorio diera con la tecla de descubrir una vacuna antivirus, sin que sea una vacuna para un patógeno determinado, simplemente contra el virus, fuera este el virus que fuera, sin necesidad de que se llame SarscoV-2. Debería bastar con ser un virus para que se fuera a tomar por retambufa, y a todo eso menos mal que un virus es una cosa muy pequeñita, no quiero pensar que sería de nosotros si fuera tan grande como un pardal ¡Viva utopía!